• Editor-vivelazona

13 Consejos básicos para mantenerte en La Zona estas fiestas navideñas.



Determina en que eventos es probable que pudieras cometer errores y planea tu estrategia con anticipación. Esto podría incluir el evitar el alcohol, el quedarse únicamente con aperitivos de menos calorías, el que te lleves a la mesa un platillo que tú sabes que se puede comer o mantener tus porciones pequeñas.Esto evitará que tú te sobrepases.

No le temas a probar las cosas sin que te las tengas que terminar a fuerzas. Considera el comerte una colación en la Zona justo antes de una fiesta para que no tengas tanto apetito después.



El jurar que vas a eliminar lo dulce o evitar los carbohidratos de tentación podría sonar bien en teoría pero puede ser sumamente difícil una vez que estés en un evento.

Muchas personas pierden peso y así se mantienen con la simple estrategia de controlar sus porciones. Come porciones razonablemente pequeñas, limita las comidas que tú sabes que debes limitar, y no te atiborres de comida.



La mayoría de nosotros sabe cuáles son las comidas que “son detonantes”, aquellas comidas que parece que no podemos dejar de comer. Son tan sabrosas y sin embargo nos conducen a sentirnos culpables, cansados, con baja energía y a querer más de ellas. Es improbable poder abstenernos totalmente de comerlas durante la temporada de vacaciones pero el mantener su ingesta a uno o dos eventos comparado con comerlas durante toda la temporada permite que se tenga un balance entre moderación y abuso.




La mentalidad de la dieta de “encendido”/”apagado” puede hacer que tengamos muchos problemas. ¿Por qué? Pues porque tan luego como tú estás en la situación de estar fuera de la dieta te puedes dar permiso de comer desde una probadita del pastel hasta terminártelo todo. No te pongas a ti mismo(a) una trampa para el desastre. Trata de eliminar la mentalidad de todo o nada mediante comer porciones pequeñas y mantenerte sin abusos.



El comer comidas pequeñas durante todo el día ayuda a estabilizar los niveles de azúcar en sangre. El saltarse comidas en un esfuerzo de guardar las calorías para después suena bien en teoría, pero esto conduce a un mayor consumo y comer de más. Al mantener tus niveles de azúcar en sangre estables durante todo el día, te va a hacer que te sorprendas del poder de fuerza de voluntad que tú tienes para evitar las comidas de tentación en tiempo posterior. ¿Y qué pasa si no tienes tiempo de preparar tu comida? Pues tú puedes substituir una comida con una malteada de la ZonaRx para ayudarte a reducir la sobrecarga calórica de después o puedes comerte una barra de la ZonaRx antes de ir a una fiesta y de esta manera tienes mayor capacidad de controlar el hambre y la tentación.



Un plato del tamaño de una ensalada completa parece como que fuera mucha comida y psicológicamente “se siente” como que en verdad es así. Tú siempre podrás regresar por segundos o aún terceros platillos y el hacerlo lentifica el proceso de comer, dándote más tiempo para sentirte lleno. O si sí vas a usar un plato grande, llénalo con 2/3 de vegetales.



Si te llevas a la boca algo en escabeche o condimentado, vas a poder ver que tus apetencias por lo dulce disminuyen. Está bien abusar cuando a uno se le antoja lo dulce ocasionalmente, pero primero cómete algo en escabeche o condimentado, y podría ser que notes que ya no vas a querer este abuso.



A menudo el agua se reemplaza por la cafeína cuando se está de vacaciones, dejándonos levemente deshidratados y pensando que necesitamos comida, cuando en realidad lo que sucede es que tenemos sed. El beber agua antes de una comida reduce de forma significativa qué tanta comida consumimos por sentada, así es que ¡bébete el agua! Exprimirle una rebanada de naranja, limón o lima le dará sabor al agua y te va a eliminar tus ansias, el agua mineral con sabor funciona de igual manera.




Una simple caminata puede ser lo que aumente tu energía, reduzca tú estrés, y haga que tu sangre circule mejor. Mediante estar activos en la mañana, mejorarás tu sensibilidad a la insulina, le darás a tu cuerpo mayor capacidad para manejar el ataque calórico de después en ese día y también harás que se elimine algo del estrés de las vacaciones.



Mientras que ya se sabe que en las vacaciones se descontrolan las rutinas, trata de mantenerte tan apegado a tu rutina de comida habitual como te sea posible.

Ve a la tienda de comestibles en los fines de semana, de manera que ya tengas tus comidas para la semana, empaca tu almuerzo para el trabajo, y ten tu desayuno y colaciones contigo para cuando ya estés en el camino fuera de casa.

Esto te va a permitir que tengas energía para seguir con la emoción de las vacaciones, mientras que vas a mantener las medidas de tu cintura bajo control, mediante limitar la cantidad de comida que comas fuera de casa.



Entendemos que podría ser difícil el evitar comerse el postre, así que elige uno y mantén la porción pequeña. Una rebanada de pastel de nuez puede tener tanto como 500 calorías, mientras que el de calabaza tiene aproximadamente 300.

¿Quieres ahorrar algo de calorías y carbohidratos? Pues no te comas la corteza de la masa. Por ejemplo, si a ti te gusta el pastel de calabaza, cómete la parte de la natilla y no te comas la corteza y la cobertura de la crema batida.



El comer lentamente, el bajar tu tenedor entre mordida y mordida y el saborear cada bocado es una de las formas más fáciles de disfrutar tu comida y de que te sientas satisfecho con un plato lleno de comida.

El elegir frutas, vegetales, sopas caldosas, ensaladas, y otras comidas muy acuosas y fibra fermentable hacen que se contribuya a la sensación de sentirse llenos. Distribuye la comida y la diversión durante todo el día. Después de una gran comida de vacaciones, considera el servirte el postre después de una caminada grupal después de esta comida.



Cuando te sientes para comer tus comidas y eventos de vacaciones, primero alcanza los vegetales verdes. Estos vegetales son ricos en fibra fermentable, de manera que te permiten que se lentifique la digestión haciendo que te llenes más rápidamente. También son bajas en calorías y también ¡son buenas para tu intestino! Prueba el broccoli, espinaca, ejotes, o algún otro vegetal que no contenga almidón. Ten cuidado con las salsas de crema y/o que engorden para ponerlas a tus vegetales, o substituye una grasa saludable para el corazón como el Aceite de Oliva Extravírgen de la Zona.

0 vistas

SÍGUENOS

  • Facebook - White Circle
  • Twitter - White Circle
  • Instagram - White Circle
Llámanos:
01 (33) 3640 4900 y 01
Whatsapp ventas/información
33 2115 6346  -  33 1111 6340  -  33 2115 6346  -  33 1623 6527  -  33 1623 0924
Recibe gratis las guías de salud con tu suscripción a la página
Suscribirme
www.vivelazona.com