• Editor-vivelazona

La conexión entre la dieta y la actitud

Actualizado: 14 de dic de 2018


Hay una conexión entre la dieta y la actitud. Las hormonas iniciadas en el cerebro (hipotálamo) dictaminan cómo es que ha de responder el cuerpo. Hay hormonas que causan placer y otras hormonas que pueden afectar el comportamiento y aún causar depresión. Ambas están bajo la influencia de ya sea los eicosanoides “buenos” o los eicosanoides “malos” (super hormonas).


Por lo tanto, los eicosanoides son controlados por la comida que comes. Lo que comes afecta tus emociones y tu comportamiento. Una dieta consistente de comida procesada es decir carbohidratos baratos, aceites vegetales y baja en aceites omega 3, resulta en una mayor inflamación abajo de la percepción del dolor (es decir inflamación celular) en el cerebro, la cual causa la desorganización de los patrones de señalización de los neurotransmisores.


Dado de que no tienes idea de lo que está ocurriendo, la inflamación celular continuará hasta que haya suficiente daño acumulado y a ti te darán un diagnóstico de más de una mala actitud.

De lo más probable, será una enfermedad crónica tal como la enfermedad de Alzheimer, obesidad, enfermedad cardíaca, artritis, o cáncer, donde quiera que se encuentre tu eslabón más débil.

¿Recuerdas la última vez que comiste una comida con muchos carbohidratos?,

¿cómo te sentiste unas horas después?, ¿cansado, de humor cambiante, malhumorado? La próxima vez pregúntete lo que podrías estarle haciendo a tu cuerpo y a tu mente.


Tal vez estes pensando, “Comeré menos calorías y haré más ejercicio”. Desafortunadamente, la urgencia de comer se vuelve abrumadora debido a la elevación en el cerebro de hormonas del hambre muy poderosas.





¿CUÁL ES LA SOLUCIÓN?


El mejor planteamiento es seguir una dieta anti-inflamatoria de por vida. Una dieta que mantenga un balance de proteína baja en grasa, carbohidratos de carga glicémica baja (frutas, como varios tipos de moras y vegetales coloridos sin almidón), y cantidades moderadas de grasa monoinsaturada, es decir aceite de oliva, que es bajo en tanto grasas omega-6 como saturadas, puesto que ambas pueden incrementar la inflamación celular.


Esto es porque la respuesta hormonal de cada comida durará solamente cuatro a cinco horas. Tal dieta anti-inflamatoria debe ser complementada con suplementos ricos en tanto omega-3 y polifenoles, los químicos que les dan a las frutas y verduras su color. Datos clínicos sugieren que la inflamación celular puede ser rápidamente reducida con tal planteamiento dietario dentro de 30 días. El secreto es adoptar esto como su estilo de vida.

Ahora ya es posible conocer el nivel de inflamación celular a través de un examen en sangre.

Este examen está disponible en el Laboratorio NDI México

www.ndimexico.com

421 vistas

SÍGUENOS

  • Facebook - White Circle
  • Twitter - White Circle
  • Instagram - White Circle
Llámanos:
01 (33) 3640 4900 y 01
Whatsapp ventas/información
33 2115 6346  -  33 1111 6340  -  33 2115 6346  -  33 1623 6527  -  33 1623 0924
Recibe gratis las guías de salud con tu suscripción a la página
Suscribirme
www.vivelazona.com